Tuesday, September 21, 2010

FOODJOB - frequencies under the tongue



"A total immersion in the culinary tradition of Irpinia in a performance divided on different synaestetic levels (taste, smell, tough, sight, hearing) based on a real time recording with panoramics and piezolectric microphones of resonances captured during food preparation."

Enrico Ascoli

Monday, September 6, 2010

The Shape of Song



Como vivimos en una cultura profundamente visual, supongo que no nos queda más remedio que preguntarnos qué aspecto tiene la música, y quizás más de uno piense que este blog va precisamente sobre eso. De todas formas, creo que mi interés por la música visual no tiene mucho que ver con eso, más bien con las interacciones e interrelaciones entre vista y oído.

En cualquier caso, hace un rato descubrí casualmente VC Blog, el blog de Visual Complexity, una página centrada en la visualización de redes complejas, y resulta que la última entrada es sobre herramientas para visualizar el sonido.

Seguramente cuando me mire con más calma todo el contenido del post hablaré sobre todas las herramientas que me parezcan interesantes, pero por ahora voy a empezar con la primera: The Shape of Song de Martin Wattenberg.

The Shape of Song es un software que 'dibuja' el patrón de los temas musicales en forma de arcos, permitiendo ver la forma de cualquier archivo MIDI disponible en Internet. Los arcos conectan pasajes idénticos de la composición que se repitan, y usando esos pasajes repetidos como indicadores, el diagrama resultante ilustra la estructura de la composición. En resumen, se trata de una herramienta de análisis que genera un gráfico simple, o quizás debería decir una herramienta de visualización de datos —ya que es una disciplina que está cada vez más de moda. De hecho, el creador de este applet Java, Martin Wattenberg, es un artista digital especializado en el tema del mapeado de la información, no un músico ni un diseñador gráfico.

Estéticamente le encuentro cierto encanto, pero verdad es que no sé si este programa puede ser de alguna utilidad para un músico. Por otro lado, no deja de ser curioso que el ser humano esté sujeto perpetuamente a esta necesidad de analizar y visualizar lo que quizás simplemente debería sentir.