Friday, 1 August 2008

Luces en el cielo



No sé si lo he comentado alguna vez por aquí, pero los visuales más impresionantes que he tenido el gusto de ver en un concierto en directo fueron, contra todo pronóstico, en 1999 en la primera gira que trajo a Nine Inch Nails por estos territorios. Años más tarde, en el 2005, los vi otra vez en el caluroso verano barcelonés, en una sala pequeña, llena a reventar y sin aire acondicionado. El infierno, vamos. A nivel técnico no puedo hacer ninguna crítica negativa, pero personalmente el concierto me pareció una espectáculo de rock alternativo de lo más insulso y tópico, y decidí no volver a ningún concierto suyo, ni por los viejos tiempos. Vamos, que cuando digo que aquella primera vez el conjunto audiovisual ponía la carne de gallina no se trata de ninguna percepción alterada por ningún tipo de fanatismo, además en 1999 ya no me interesaban mucho NIN, la verdad.

Creo que algún día escribiré algún post en profundidad sobre el tema audiovisual en la música de NIN, porque da mucho de sí el asunto, especialmente cuando pienso en los vídeos que le hizo mi amadísimo Bill Viola. Aunque Trent Reznor no vuelva a hacer jamás un disco que me acelere las neuronas y el pulso, siempre tendrá un lugar de honor en mis estanterías, por saber quién es Bill Viola, por haberle pedido vídeos y por haber incluido en el DVD de la gira un comentario completo del señor Viola explicando detalladamente el asunto. Bueno, y por unas cuantas razones más, no voy a negar que hay temas de NIN que me siguen provocando accesos y que a nivel político, incluso activista, podría entrar en muchas disquisiciones que me agradan.

Todo esto viene ahora a que acabo de ver un vídeo de la última gira de NIN y me parece que si vienen por aquí voy a ir a verlos de cabeza. El vídeo es bastante cochambroso, tanto a nivel visual como sonoro, pero se intuye la grandiosidad del asunto, en el que la pura interacción sonora/visual ya está dando paso a interactividad física y espacios visuales tridimensionales. Estaba viendo el vídeo otra vez y sólo de imaginarme lo emocionante que debe ser ver esto hasta me entran ganas de llorar, hay que ver que cosas más raras me levantan la emotividad.

PD: Los visuales de Only al completo en Calgary.

No comments:

Post a Comment