Saturday, 12 July 2008

Bruce Conner [1933-2008 in memoriam]

Creo que la primera vez que escuché el nombre de Bruce Conner fue en el libro El arte cinematográfico (David Brodwell y Kristin Thompson, Paidós), en el que se cita A Movie (1958) como un ejemplo de montaje asociativo. Este ensayo exhaustivo dedica cuatro páginas a la pieza de Conner dentro del capítulo El estilo como sistema formal. No tuve la oportunidad de ver ningún trabajo de Conner hasta algún tiempo después —en aquella época Internet no era lo que es ahora, y era difícil encontrar este tipo de cosas, así que uno tenía que esperar a que a algún museo cercano se le ocurriese proyectarlo. La ocasión llegó en 2002, cuando el Macba programó un ciclo titulado Buen rollo que giraba en torno a las culturas musicales, con un especial énfasis en sus aspectos políticos y sociales. El filme de Conner incluido en el programa era Breakaway (1966), un corto musical de cinco minutos en el que se ve a Antonia Christina Basilotta (Toni Basil) bailando entrecortadamente con y sin ropa. El tema que suena, de la propia Basil, sólo dura dos minutos y medio, después de los cuales el corto se vuelve a ver en sentido inverso hasta llegar al principio. Breakaway tiene mucho que ver con lo que hoy consideramos el vídeo-musical, y diría que gran parte de la industria del vídeo-clip 'arty' le debe más a Conner de lo que está dispuesta a admitir.

No obstante, Breakaway no es un trabajo muy típico dentro del universo de Conner, ya que lo rodó el mismo, cuando lo habitual en él era trabajar con found footage. Un ejemplo más famoso que sí entra dentro su estilo clásico es la pieza que hizo para Mongoloid (1978), de Devo, un montaje de fragmentos encontrados que critica con ironía la vida de esos personajes insulsos y grises que forman el grueso de la sociedad del bienestar.



Otra pieza en la línea de Mongoloid es America is Waiting (1982), en este caso sobre un corte de Brian Eno y David Byrne. Imágenes que reflexionan una vez más sobre la cultura americana, subrayando especialmente la belicosidad y el patriotismo.

Para el mismo disco, My Life in the Bush of Ghosts, Conner realizó también Mea Culpa (1981), una pieza de tintes más abstractos y conceptuales, tanto a nivel sonoro como visual.



Conner creó además cortometrajes musicales para Terry Riley y Patrick Gleeson, pero como no he tenido el placer de verlos poco puedo decir.

No comments:

Post a Comment