Sunday, 18 May 2008

March of the Pigs [o el arte del plano-secuencia]



Es probable que una de las mayores influencias que ha ejercido el vídeo-clip sobre el cine contemporáneo sea la introducción de cada vez más cortes de plano comprimidos en un solo minuto, o incluso segundo. No todo el cine actual se inclina hacia ese ritmo vertiginoso, cierto es, pero en una época en la que la velocidad parece una de las mejores cualidades con las que se puede contar no deja de ser curioso que siga existiendo el plano-secuencia, sobre todo en un medio como el del vídeo-clip.

No hace mucho alguien me discutía que el plano-secuencia no tiene cabida en los mundos del vídeo-clip, vijing y similares, mientras que yo defiendo que el único límite que existe es el que se quiera imponer uno.

Seguramente existe más de un vídeo-clip rodado en plano-secuencia, pero aquí va como ejemplo March of the Pigs de Nine Inch Nails, dirigido por Peter Christopherson [Throbbing Gristle, Coil] en 1994. Por cierto, no es un playback doblado posteriormente en el estudio, como en todos los vídeo-clips (o al menos en la inmensa mayoría), es riguroso directo.

No comments:

Post a Comment