Wednesday, 11 July 2007

SOINU DIMENTSIOA / DIMENSIÓN SONORA

12 julio - 15 septiembre 2007
Koldo Mitxelena Kulturunea - Donostia
http://www.gipuzkoakultura2.net/erakusketak/es/2007/06/la_sonora_dimen.php#more

La presente exposición propone al visitante una experiencia del espacio y del tiempo mediante el empleo del sonido. A través de ello descubrimos las distintas "dimensiones" de las que la propia experiencia sonora nos proveé no sólo por el hecho de que el sonido también ocupa espacio, o de que una instalación, por serlo, consume tiempo. Es también la vibración como metáfora de la vida o la referencia al movimiento: un oído viajero que nos invita a un viaje inmóvil, pero también el desplazamiento relativo de sonido y observador. En algunas obras los dibujos y los esquemas evocan una música visual, un proceso o un mundo de sugerencias. Señalar por otro lado la multifocalidad de ciertas propuestas y, dentro de ellas, el descubrimiento de los planos horizontal y vertical de escucha, sin olvidar por supuesto la participación del espectador.

Y también, dentro de esas "dimensiones", por qué no aludir a lo paradójico como motor de reconocimiento de formas e intenciones o a las transferencias entre códigos, energías o relaciones. Es lo que nos propone constantemente el artista belga Baudoin Oosterlynck en sus Partituras-Dibujos de Instalaciones, mientras el compositor americano Tom Johnson nos invita a imaginar una música (Imaginary Music) con referencia a abstracciones, pero también a asociaciones sinestésicas y espaciales.

En la aproximación artística que hacemos aquí al universo de lo sonoro, los fenómenos físicos tienen una más que notable importancia, desde el electromagnetismo aplicado por el estadounidense Alvin Lucier en su histórica Music on a long thin wire hasta las vibraciones de materiales que ponen en juego el mexicano Manuel Rocha en su mesa Ping-Roll o el bilbaíno Mikel Arce en su instalación *WAV. Experiencias sensoriales todas ellas traducidas a experiencias estéticas, como es el caso por lo demás en todas las obras aquí expuestas. Un caso límite de ello, por plantearse además como un proceso puesto en acción, es el video de Gary Hill Mediations. Con total rigor conceptual en el desenvolvimiento del proceso registra también Valcárcel Medina el sonido de sus Motores, y su trabajo recoge el sonido del motor en tiempo real de dos viajes en coche, lo que el visitante puede verificar en su esquema-partitura; por su parte, la italiana Donatella Landi hace casi lo mismo 31 años después recorriendo las líneas del Metro parisino y dejando constancia de ello en su Plan de poche.

El sonido también define espacios. Se aprecia en la obra de un arquitecto del sonido como es el austriaco Bernhard Leitner: sus Headscapes lo logran como un espacio interior, con ayuda de auriculares. Sin embargo, el compositor madrileño Ramón González-Arroyo nos presenta un espacio cerrado, autocontenido y lleno de materia sonora en constante transformación: L'isla des neumas lo denomina; un espacio exterior al que escucha. Los sonidos voladores del suizo Andres Bosshard (A todos los sonidos les gusta volar) buscan, por el contrario, integrar orgánicamente al visitante en la instalación, invitándonos a un viaje por remotos lugares.

Las transferencias y traducciones se están dando contínuamente en las obras propuestas, generando un movimiento incesante. Junto a algunas de las citadas, se nos aparecen, con un guiño humorístico acaso, las impresoras colgadas de la instalación Smalltalk, de Alien Productions: un texto, del cual nada sabemos, anima el parloteo mecánico de las máquinas; una cháchara que, por momentos, parecemos comprender. A partir de otro tipo de movimiento, el de los cambios de la iluminación sobre unas células solares, la instalación del holandés Panhuysen (Sound Scapes II) traduce dichos cambios en alteraciones de altura e intensidad de las melodías que la conforman.

No comments:

Post a Comment