Wednesday, 14 March 2007

Música en TV: la caja más tonta que nunca

¿Cuántos discos teneis en vuestra colección? ¿300? ¿500? ¿1000? Y de todos ellos... ¿cuantos habeis comprado después de haber visto a es grupo en televisión? ¿Es posible recopilar 600 discos sin que la televisión, el medio de difusión más importante del siglo XX y todavía del XXI, haya tenido una influencia absolutamente decisiva en la selección de la mayor parte del material?

Bueno, algo, algo... sí que habrá influido, ¿o no? No es que no salga ninguno de tus grupos favoritos en televisión, es que salen de uvas a peras. Y si enterarse de ello ya es difícil para un fan, pretender que la habitual audiencia de tipos como Saenz de Buruaga o Maria Teresa Campos, se entere de que hay una alternativa a Alejandro Sanz y Melody ... pues es misión imposible.

Desde que tenemos uso de razón recordamos muchos programas musicales en nuestra televisiones públicas, mucho presentador y presentadora tan mono y modelno como impresentable, muchos y diferentes formatos... Y nada de eso ha servido para que ni un solo programa haya adquirido la solera suficiente para convertirse en el referente de la prensa musical televisiva de nuestro país. Bueno, no del todo. Hay una excepción: en Cataluña, Sputnik, programa que ha alternado entre TV3 y el Canal 33 con diferente suerte desde hace muchísimos años.

En el resto de programas, la limitación de estilos, la confusión, la idioticia de los presentadores o los alucinantes horarios de emisión han provocado el abandono casi total por parte de los programadores, quienes no parecen interesados en ofrecer un programa musical que, sin contentar a todo el mundo (algo realmente difícil), por lo menos se mantenga con cierta dignidad en televisión.

Algunos de los programas más míticos que recordamos en los últimos 25 años de nuestra televisión son los siguientes:

Aplauso
A pesar de lo lejano que se me hace, este programa es lo más decente que recuerdo haber visto en nuestro país. Actuaciones en directo en el plató de grupos de primer nivel (Dire Straits, Status Quo, hasta Kiss... estamos hablando de finales de los 70s y principios de los 80s!!!), entrevistas realizadas en un inglés de Burgos, concursos de imitadores de Elvis, de John Travolta, el ballet de Giorgio Aresu,... Un show de lo más completo en la tarde de los sábados, y en prime time! Merecía la pena verlo mientras esperabas el comienzo de Los Angeles de Charlie...

Dos aspectos inolvidables: 1) la careta de presentación y que también aparecía en los intermedios con el jeto de Giorgio Aresu caricaturizado y con aquella música de fondo "Aplauso! Plas plas plas plas plas! Aplauso!!" Y 2) el descubrimiento para el gran público del "play back". Realmente patético ver al cantante de turno moviendo los labios tratando de mostrarse convincente, mientras en una esquina del televisor parpadeaba claramente la palabra "playback".

La Edad de Oro
Presentado por Paloma Chamorro y su cabello a lo afro, fue un programa rompedor por su propuesta vanguardista en plena época de la "transición democrática". Arte alternativo, punk, la "movida madrileña", Almodóvar, etc. Modernerío al alcance de todos.

Caja de Ritmos
Programa de corta vida que se fue definitivamente al garete tras la actuación más mítica jamás vista en Televisión Española: Las Vulpes, grupo punk exclusivamente femenino, cantando su Me Gusta Ser Una Zorra, versión cañí del I Wanna Be Your Dog de los Stooges. Demasiado para un país recién salido de una dictadura.

Tocata / A Tope / Rockopop
El mismo programa con diferentes nombres a lo largo de los 80s y principios de los 90s. Mantuvieron el tipo como sucesores de Aplauso. El concurso de Elvis se convertía ahora en concurso de break dance, con dignos participantes. Videoclips, entrevistas (especialmente recordada la realizada a Kris Novoselic de Nirvana, por Beatriz Pecker, con un inglés excelente, por fin!), más actuaciones en directo, reportajes,... Lo bueno se estaba acabando.

Plastic
Tinet Rovira (futuro presentador y guionista en Telecinco), David Bagés (actor de culebrones en Cataluña) y Marisol Galdón (habitual debatidora en Crónicas Marcianas), unos mozalbetes por entonces, presentaban este magazine musical salpicado de chistes y sketches que iban de lo ridículo a lo escatológico. De lo mejor: el concurso sobre conocimientos musicales donde los concursantes acaban totalmente pringados de spaghetti a la boloñesa o pintura. El programa alternó apariciones en el circuito cerrado catalán de Sant Cugat y el circuito abierto para toda España. Un lio.

Clip Clap Video
Como este programa, varios sucedáneos más. Programas marcados por su corto minutaje, su ubicación algo extraña dentro de la parrilla televisiva (en ocasiones en horario infantil), la presencia de presentador@s descerebrados y sin apenas idea de lo que hablaban, videoclips de lo más sobado... Comenzaba la decadencia.

La Quinta Marcha / Leña Al Mono
El horror, el horror... Las nuevas cadenas privadas se lanzaban al ruedo musical, y lo hacían apuntando a la gente más "marchosa" y "enrollada". La Quinta Marcha contó con Penélope Cruz y Jesús Vázquez como presentadores. ¿Hace falta decir más? Niñatos de estética "triunfador pijo" encocados hasta las cejas (es imposible que alguien en estado normal actúe como ellos) presentando los videoclips más "in" del momento. El rock, como si no existiese, evidentemente. Leña Al Mono fue más allá, llenando las matinales del sábado de música bakala. Este engendro encumbró a Paco Pil y Toni Aguilar como máximos gurús musicales de nuestro país. Hasta el punto de ser el propio Aguilar el anfitrión de la presentación oficial en España del video Unplugged In New York de Nirvana. Vivir para ver.

Zona Franca / Música Sí
¿Para qué perder el tiempo hablando de grupos que nadie escucha? Venga, hablemos de lo que más vende y punto. Este era el formato habitual de Los 40 Principales del Canal Plus. Televisión Española lo adaptó perfectamente. Sólo aparecen los grupos que más venden. Los demás, no existen. De nuevo los presentadores de escuela "fernandisco" y las presentadoras cuyo nivel de atractivo físico es inversamente proporcional a su capacidad de habla, te amargan la tarde. Siguiendo la pauta de los últimos tiempos, el rock tampoco existe en estos programas, a parte de Dover o algún que otro grupo nacional. Ofrecen actuaciones en directo en un plató plagado de adolescentes pastilleros. Da igual que actue Paulina Rubio o Radiohead.

Séptimo de Caballería / Séptimo
El súmum!! Admitámoslo, el programa tenía presupuesto, importantes medios técnicos y trató de desmarcarse de todo lo anteriormente visto en televisión. En definitiva, un programa que buscaba la calidad. ¿Qué falló entonces? Pues que aquello era el amiguismo puro elevado al cubo. El presentador de algo tan vanguardista no podía ser otro que Miguel Bosé, de siempre el David Bowie español. Y sus invitados habituales eran sus colegas de correrías: Víctor Manuel, Ana Belén, Pedro Guerra, Raphael, Rosana, Alejandro Sanz, Rocío Jurado, Raimundo Amador, Pancho Céspedes, bufff... la creme de la creme.

¿Artistas extranjeros? Sí, por supuesto, pero con una condición que parecía imprescindible: que el líder del grupo fuera homosexual o bisexual. Ahora mismo me vienen a la cabeza REM, Madonna y Placebo. La entrevista posterior de Bosé a Brian Molko fue de psiquiátrico.

Tanta calidad no fue digerida por la masa, y a parte del programa dedicado enteramente a Alejandro Sanz, que obtuvo un índice de audiencia muy elevado, el programa fue perdiendo protagonismo en La 2 de Televisión Española hasta el día de su desaparición. Si eras fan de toda esa música, el programa era realmente bueno. Si no...

Los conciertos de Radio 3
Lo más potable que podemos encontrar en la actualidad. Media hora diaria de actuación en directo de grupos de todos los estilos. Más producto nacional del que nos gustaría, pero sin olvidarse de grandes bandas internacionales que giran por nuestro país y que pasan por Radio 3 (Smashing Pumpkins, Fun Lovin' Criminals, Tori Amos,...). Lo más criticable (a parte de su infame horario de emisión): el público del plató. Cualquier maniquí del Zara transmite más vida. Actúan igual si tienen delante a Texas Terri, Manolo Kabezabolo o L7. Pero bueno, este espacio se gana el aprobado alto.

La situación en Cataluña

Oh! Bongonia / Miki Moto Clip / Miki Moto Club
Con el controvertido (odiado y amado a partes iguales) Miki Moto en su mejor momento al frente, TV3 ofreció estos programas de idéntico y original formato. La fórmula era muy simple: sesión continua de videoclips, y entre video y video ingeniosos comentarios (que casi siempre nada tenían que ver con música) del propio Miki Moto, de su colaborador el Doctor Soler, y secciones locas y en ocasiones muy brillantes como "Vidas Ejemplares". La desaparición de Miki Moto de TV3 (cayó en desgracia tras montar en otro espacio ciertas coñas a la salud de la Infanta Elena) acabó también con el programa.

Sputnik
Punto y aparte entre los programas musicales de nuestro país. En la actualidad está ubicado en horario nocturno, pero durante años ha sido uno de los programas más emblemáticos de la cadena autonómica catalana. En él han trabajado críticos musicales tan carismáticos y queridos por todos como Nando Cruz (El Periódico de Catalunya) y Luís Hidalgo (de El País). Ha pasado por diversas fases de mayor o menor brillantez, pero en él hemos disfrutado de videoclips de Pearl Jam, Nirvana, Soundgarden, Alice In Chains (aunque años después rajasen del movimiento grunge en un funesto reportaje), Metallica, Faith No More, Ministry, Anthrax, U2, Ben Harper, Red Hot Chili Peppers... en fin, variedad. Como peaje, teníamos que tragarnos un video clip catalán por cada 2 o 3 extranjeros. Tela marinera. Allí conocimos a bandas del pelaje de Neatle's Miris, Lliris, Whikeys'n'Collons, Tancat Per Defunció, Bars, los sempiternos Sopa de Cabra, etc... grupos de alto nivel a los que no hace falta presentación, ¿no? ¿O sí?

Sputnik también ofrece una buena selección de conciertos semanalmente, aunque nunca suelen darlos completos, lo que le quita bastante gracia al asunto. Entre los más recordados están el de Guns'n'Roses en el NY Ritz (1988) y el de The Cult en Zeleste (1994). Otros músicos de los que hemos visto conciertos en Sputnik son, por ejemplo, Neil Young, Mark Knopfler, Jeff Buckley, AC/DC, The Band, Filter, Nirvana... Más tarde Sputnik encontró un filón en el Festival Doctor Music de Escalarre, y solía ofrecer a lo largo del año las actuaciones de los diferentes grupos en dicho festival. Si tenemos en cuenta que a parte de la primera edición, el resto de años el cartel fue mediocre...

Sputnik, sin embargo, no se ha librado nunca de una característica esencial en todo programa musical: los presentadores. A parte de Santi Faro, de quien pienso personalmente (y sé que no hay muchos que piensen como yo) que no lo hizo del todo mal en las primeras temporadas del programa, las cosas nunca han pintado bien tampoco en Sputnik. Después de Faro llegó aquella troupe de 5 o 6 chavales superenrollados y ultrafashion (entre los que estaba Jose Miguel Cruz, el mítico presentador del increible Sábanas Con Chinchetas, programa radiofónico de Radio Hospitalet que merece un artículo aparte) de quienes teníamos que aguantar unos monólogos de vergüenza ajena antes de cada videoclip.

Tras ellos llegó la parejita. Una chica muy modelna Tània Sàrrias, que ahora trabaja con Julia Otero en un programa de sobremesa, y mi ídolo personal: Bruno Sokolowicz. Personaje de lo más deplorable, fan del techno y con pinta de sobrado, obliga a bajar el volumen del televisor cada vez que aparece en pantalla. Las ha dicho muy gordas, como por ejemplo decir que los baterías de los grupos de rock suelen ser "los tontos del grupo". Que se lo diga a la cara a Danny Carey o a Greg Upchurch. Sokolowicz compagina sus labores en Sputnik con brillantes intervenciones como jurado en Lluvia de Estrellas de Antena 3, o también en el programa, ya desaparecido, de cazatalentos que presentaban Juan Imedio y Lolita.

Nekén - 14.11.2001

http://www.riff-fanzine.com/InfoArticulo.php?idArticulo=77

3 comments:

  1. Hola, tal vez recordarás cómo se llamaba el programa musical que emitía tv3 antes de contar con producción propia, era inglés, creo. Me estoy volviendo loca tratando de recordar del nombre.

    m.

    ReplyDelete
  2. Hola, aunque hace años que vivo en Barcelona no soy de aquí y creo que el programa que dices debe ser de hace mucho... Lo único que se me ocurre es que fuese algo del Sky Channel, porque en la tvg es lo que ponían y en aquella época casi todas las autonómicas tiraban de lo mismo.

    ReplyDelete
  3. No sería ARSENAL? Creo que lo dirigía el gran Manel Huerga (recientemente ha dirigido Salvador) y en él aparecía Max Headroom,una especie de presentador pixelado que lo flipabas, no sabias si era un tipo de verdad digitalizado o algo generado por ordenador.
    El programa estaba muy bien, o al menos eso me parecía con 16 años.

    ReplyDelete