Thursday, November 30, 2006

Soundies

Eran unas películas de principios de los años 40 para máquinas de monedas. Fue el primer intento de producir películas de canciones en pequeño formato, pensadas para distribuir fuera de las salas de cine. Estos cortos eran versiones de canciones populares con números de baile.

Normalmente, dentro de cada máquina había ocho películas rodadas en 16mm colocadas en un rollo continuo. Metías una moneda de 10 centavos y se veía la película siguiente.

Existían Soundies de intérpretes famosos, como Duke Ellington o Gene Kruppa, pero la mayoría eran de gente desconocida. En 1947 ya habían pasado de moda.

Thursday, November 23, 2006

Gantz Graf



Uno de los vídeo-clips que más me gusta es Gantz Graf de Autechre. Se trata de una animación 3D bastante abstracta que sigue el ritmo de la música con una sincronización milimétrica. Por otro lado, es una de las pocas animaciones CGI interesantes que he visto, ya que es un medio habitualmente dado a los cortometrajes con guiones insulsos y muñecos mal diseñados, o simplemente obras muy tecnológicas sin ningún tipo de interés - más allá de la habilidad que tienen algunos para manejar ciertas herramientas.

Por ahí se dice que este vídeo es obra de Chris Cunningham, pero es de Alexander Rutterford. Rutterford tiene otra pieza que me gusta mucho, Monocodes, que tiene algo que ver con Gantz Graf, al menos en términos de sincronización, aunque es mucho más minimalista. Otro trabajo de Rutterford similar a este es un vídeo que hizo para el festival onedotzero con música de Mozart.

Tuesday, November 14, 2006

Nace la televisión musical

A principios de los 80 las emisoras de radio norteamericanas ponían sobre todo pop ligero, soul, country y rock clásico de los 70, porque era lo que escuchaba la gente que compraba discos. Eso no abría mucho camino a la innovación, ni a la aparición de nuevos cantantes y estilos.

En esa época, algunas emisoras comerciales empezaron a pensar en el público adolescente, recuperando la fórmula de la lista de ventas y ciertos estilos emparentados con el post-punk inglés. El éxito fue arrollador, y las discográficas y los anunciantes aprovecharon rápidamente el fenómeno, lo que provocó un crecimiento en las ventas.

Ese nuevo mercado adolescente provocó el nacimiento de cadenas musicales del estilo de la MTV. La MTV nació en 1981 en EE.UU. y uno de sus objetivos principales era lanzar discos que no encontraban un lugar en la radio. Era un conducto más a disposición de las discográficas, una forma de promoción eficiente y barata que llegaba a todos los rincones del país.